viernes, 16 de mayo de 2008

La legalidad de la desigualdad.

Sé que la noticia de la que voy a hablar está un poco revenida, pero me hizo falta tiempo para encajar la sentencia del TC sobre la ley de violencia de género. Como ha señalado Hayek, autor de un blog sobre economía y derecho, se ha aplaudido una sentencia que en mi opinión legaliza la desigualdad entre hombres y mujeres por el mero hecho de ser un instrumento contra la violencia de género. 
No es que esté en contra de tipificar el delito de violencia contra la mujer,ni mucho menos, pero la forma en que el ejecutivo ha abordado semejante legislación ha sido bastante chapucera. 
No podemos saltarnos el artículo 14 de la Constitución para legislar sobre una lacra que está golpeando la sociedad. Se ha acabado con la igualdad jurídica de los individuos por encima de su sexo en nombre de la "discriminación positiva" y creo que se ha sobrepasado el límite. 
Que la llamada progresía (y yo también lo uso de forma despectiva) alabe la sentencia del TC es lamentable. Me considero un socialdemócrata y creo que sentencias que ahonden en la desigualdad hacen un flaco favor al progreso. Ya me parece una estupidez la existencia de una ley de violencia de género cuando para este tipo de delitos ya existe el código penal. Si quieren aumentar las penas o atajarlo que modifiquen el código penal que para eso existe. Son leyes publicitarias de cara a la galería que no hacen falta in re, sino que tendrían cabida en el propio Código Penal, como pasa con la ley de partidos. Señores ya existe un libraco legal llamado Código Penal para acoger este tipo de reformas legales, no se pongan medallas a costa de leyes rimbombantes que sino acabaremos como Italia que existen entre leyes y reglamentos 90.000.Estamos ante la legislación de las cuentas del Gran Capitán y ante las sentencias made in Aly MacBeal.

No hay comentarios: