jueves, 12 de junio de 2008

Diplomacia soviética.


"Pienso con vergüenza y horror en una Europa dividida en dos...en la cual, de un lado, millones de esclavos soviéticos rezaban por su liberación por Hitler, mientras que del otro lado, millones de víctimas de los campos de concentración alemanes esperan su liberación por el ejército rojo."
Gustav Herling: "The world apart" Nueva York 1951.


El final de la II Guerra Mundial ha mostrado siempre a la URSS como una vencedora y, por tanto, como el arquitecto de la paz y del progreso, nada más lejos de la verdad. La URSS es una de las grandes responsables en el desarrollo de los acontecimientos de la guerra. La tesis tradicional asegura que Stalin había firmado el pacto germano-soviético para tener tiempo a preparse ante el inevitable enfrentamiento con Hitler, lástima que los acontecimientos nieguen esa tesis. No dudo que Stalin llegado un momento no esperase el belicismo nazi, pero su forma de actuar deja varias incógnitas que apuntan a todo lo contrario.
La primera es la gran poda del ejército soviético en las famosas purgas estalinistas. Si Stalin pensaba que iba a ser atacado no se atrevería a ejecutar a toda la cabeza de su ejército. El saldo es notable: de cinco mariscales murieron tres; de 14 generales comandantes de ejército solo sobrevivieron dos; ninguno de los ocho almirantes; de 67 generales, 60 fueron fusilados; de 136 generales de división ajusticiados de un total de 190; el 80% de los coroneles y 35.000 oficiales.
Tanto es así que el propio Jefe del Estado Mayor soviético, Alexander M. Vasilievski, escribió en sus memorias que si la purga del ejército de 1937 no hubiese ocurrido a Hitler no se le hubiera ocurrido invadir la URSS en 1941. Hasta el mismo Mussolini lo dejó escrito en un artículo en "Il Popolo d'Italia" "no sabe el señor Stalin que gran favor ha hecho a los fascismos".
El estallido de la Guerra fue visto por Moscú como la gran oportunidad de que sus enemigos capitalistas se aniquilasen el uno al otro. La verdad es que los Europeos pensaban que los rusos podían ayudar contra los alemanes y cuan equivocados estaban, ya que el inicio de la guerra demostró todo lo contrario. Cuando Alemania cruzó la frontera de Polonia el 1 de septiembre de 1939, entró en vigor el protocolo secreto de reparto de Polonia (cuarta vez que un estado alemán y rusia se reparten Polonia) lo que significaba que la "anhelada" URSS quedaba fuera de la guerra dejando a las democracias solas ante un temible y fuerte adversario.
Sucedió todo lo contrario que en la I Guerra Mundial cuando los aliados pensaban que necesitaban a Rusia en 1917 para ganar definitivamente, cuando no era así, la obligaron a continuar la guerra provocando el triunfo del bolchevique. En 1939 las democracias necesitaban a Rusia de verdad frente a una alemania mucho más fuerte y temible que la de Guillermo II. La Rusia que necesitaban no estuvo a su lado.
El pacto germano-soviético no fue una aberración. La URSS no estaba protegida de Alemania (como después demostrarían los hechos), sino que era un ardiz de Hiter para para aplastar primero a los occidentales. El pacto no protegió a la URSS, Stalin deseaba quedar fuera de la guerra porque veía el mundo desde la óptica de 1925 y adueñarse de Europa una vez exhaustos los dos contendientes.
Gracias a Stalin y su error, Hitler pudo evtar una guerra en dos frentes.
¿Se puede decir que el pacto fue una apuesta perdida? ya no lo sabremos, ya que a largo plazo Stalin ganó su apuesta y colocó a la URSS en la vanguardia militar del mundo. Pero a corto plazo fue un error brutal de Stalin, ya que pensaba que la invasión de 1941 respondía a los términos de la I Guerra mundial y estaba dispuesto a ceder parte de sus territorios europeos en un nuevo Brest-Litovsk, deducido por la inactividad del ejército ruso y la orden de Stalin de no contraatacar al ejército alemán hasta que éste estuvo a las puertas de Moscú.

Alexander Wat escribió: "Stalin era un tipo genial, sufrió varios accidentes en el camino, pero tenía el arte de usarlos en su provecho".

3 comentarios:

yosoyhayek dijo...

Como siempre, excelente, cómo se nota que eres historiador y además comprendes lo que explicas. Decía Mises que el Historiador es el que mira al pasado con ojos de Empresario (perspicacia empresarial que todos tenemos, en mayor o menor medida).
Hitler logró esquivar la paz de Versalles desarrollando tecnología que le fue prohibida a Alemania, usando instalaciones soviéticas en suelo de la URSS. Me rio yo de los comunistas y su lucha por la libertad.
Saludos!

liberand dijo...

Un art�culo muy bueno. Pero por desgracia, es cierto que la URSS fue la gran vencedora de la Guerra, se quedaron con media Europa, y demos gracias a los americanos, los otros grandes vencedores, que llegaron a tiempo y los rusos no llegasen a la otra mitad

Marulov Kahn dijo...

me he permitido la licencia de complementar esta entrada, sin ánimo, desde luego, de enseñarte nada pues me cuadriplicas en conomicientos en estes ámbitos, con una entrada que acabo de subir a mi blog.
Ya me dirás que te parece.
Un saludo!

http://marulov-kahn.blogspot.com/2008/06/la-locura-de-stalin.html