martes, 17 de junio de 2008

Apuestas electorales.


Nuestro flamante y criticado nobel de la paz por la lucha climática ha apoyado hoy mismo al candidato demócrata a la Casa Blanca. Aunque tal vez su lucha por el cambio climático se base en la lucha por el poder, truncado en las elecciones del 2000, se ha mostrado que Al Gore ha mostrado una discreción digna de mención. Durante la dura pugna en las primarias demócratas nunca optó por ningún candidato; acongojado por una lucha interna entre el atractivo que tenía para el Obama y la lealtad a quien fue su número uno y tanto le apoyó para alzarse con la Casa Blanca. Aunque hubo muchos contactos entre los dos candidatos, Gore esperó hasta que Hillary se retirase de la campaña para volcar su apoyo a Hussein Obama.
La noticia de Al Gore es muy publicitaria, pero hay otra subyacente que creo tiene un mayor calado y es la contratación de Patti Solis Doyle, ex directora de campaña de Hillary Clinton, como jefa de gabinete del futuro candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos. Importante porque el candidato afromusulmán quiere cerrar las heridas del partido cuanto antes y no ha dudado ni un minuto en adquirir personal de la esfera Clinton. Hillary se deshizo de ella tras las sucesivas derrotas sufridas tras el supermartes.

Es una doble jugada ya que supone un apoyo a la comunidad hispana tan abandonada por Barak Hussein y porque según el diario
The New York Times, la larga amistad que unía a Clinton y a su ex directora de campaña Doyle podría sugerir que Obama “se está pensando en serio escoger a Clinton como su número dos”.
También se ha contratado por parte del comité de elección demócrata a Stephanie
Cutter que fue directora de comunicaciones del candidato demócrata John Kerry.
Considero que la repesca de elementos de peso del partido es importante, pero analizando friamente la situación, son todo apuestas que han sido derrotadas en el pasado, desde la más reciente derrota en las primarias de Hillary, hasta la más lejana de Al Gore.

No hay comentarios: