jueves, 19 de junio de 2008

¿Qué es trabajar?


La menestra de iguadad tiene un blog, supongo que no es una novedad. En el se dice que debido a su trabajo no puede atenderlo, no será por la cantidad del trabajo que se le acumula en la mesa, que salvo hablar por videoconferencia con Nichole Kidman no creo que sea mucho. Además de eso la menestra Aida Bibiano se dedica a asesinar la diccionaria. El caso es que la menestra no debe olvidar que tiene dos trabajos, el primero encargarse de su pseudoministerio y el segundo hacer política para que su partido no pierda cuota de poder. Los dos hace mal, es una imcompetente.

Los que me conocen saben que soy socialdemócrata y creo que últimamente se confunde la socialdemocracia con el partido chachirosa; no me extraña por la menestra de igualdaZ es un claro ejemplo de lo chachiguay en el poder. Yo pienso que Gobernar es el arte de hacer feliz a la gente y hay una cuota de subnormales pseudo de izquiedas que con estas pequeñas y mediocres cortinas de humo se creen que se hacen políticas de izquierdas mientras el psoe entra en contradicciones impropias de un partido de izquierdas. Como la estructura impositiva que tenemos.

Si se ha de aumentar el gasto público en tiempo de crisis es por motivos constructuvos no por razones de chachi-guays.

El caso es que he dejado un par de comentarios en el blog de la menestra que no ha pasado la censura y no se h apublicado. El comentario era por la sentencia del TC por la que el mismo delito se penaba de forma distinta según el género. No veo qué hay de izquierda en esa sentencia, ahondar en la desigualdad es de todo menos de izquierdas.

Yo le transmito a la menestra la siguiente pregunta: ¿Se imagina que el mismo delito tuvuera una pena distinta haciendola depender del color de la piel? Aberrante ¿no?, pues aplíquele el cuento señora mediocre.

3 comentarios:

Marulov Kahn dijo...

Chapó! Da gusto que hay gente socialdemócrata de este tipo (del tuyo, no del de la "menestra")

Por lo demás, ¿qué cabe esperar de alguien a quien le dejan a cargo de un, muy bien llamado, pseudoministerio?

Marulov Kahn dijo...

P.D.:
La censura y la imposición desde luego no son características propias del socialdemócrata, pero, ¿no lo son del socialismo original?. Podría ser un argumento si tubieran el valor de decir en público que son conscientes de lo que hacen estes eleméntos patógenos.

Paula dijo...

Es una verdadera lástima que la gente no sepa conjugar libertad (en este caso de expresión, de opinar...) con socialdemocracia, como si fuera un imposible.

Parece que el blog de esta chica sólo admite a aquellos que entran con abanico de marabú a darle aire a la ministra. Una muy mala política, teniendo en cuenta que ya no es un mero blog particular. Su cargo, público, ha copado si no todas sí la gran mayoría de las facetas de su vida y Aído debería comprenderlo.

Esa censura absurda ya le está pasando factura. Este no es el primer blog donde se anuncia o denuncia su actitud.

La verdad es que parece que no hay mucha talla política. Ella verá...