viernes, 18 de julio de 2008

"No reconoció al Rey, pero notó su cariño"

Su Majestad el Rey Juan Carlos I ha otorgado la mayor distinción de la cristiandad occidental, el Toisón de Oro, al español que más se lo merece hoy en día. Todos lloramos el largo adiós que el Presidente Suárez esta dando a la nación española y a su familia, en medio de su enfermedad se le ha reconocido con una condecoración que no es solo el Toisón en si, sino que representa todo el cariño de una ciudadanía agradecida a un líder excepcional. Bien hecho Presidente.

1 comentario:

Paula dijo...

Es una foto estupenda! El estado físico de Suárez parece desdecir la enfermedad. La imagen es sencilla: los dos principales actores de la transición española departiendo amistosamente.
Lástima que la realidad sea tan distinta...