jueves, 24 de julio de 2008

Piratería y terrorismo en el mar.



En el seno de los Cursos de Derecho Internacional de Vitoria se ha desarrollado una interesante ponencia por el profesor José Manuel Sobrino Heredia, catedrático de DIP por la Universidad de La Coruña, en la que se aborda un problema que muchos ya consideraban superado, como es el de la piratería, pero que los acontecimientos del Yate francés Le Ponant o el pesquero español Playa del Bakio han puesto de rebiosa actualidad. Pero ¿Qué es la piratería?¿Cómo combatirla y de qué instrumentos estamos hablando? Para ello primero diferenciar piratería y terrorismo en el mar.
Piratería marítima: son actos ilegales de violencia, detención o depredación cometidos con fines personales (animus ferendi) por la tripulación o pasajeros de un buque pprivado en alta mar o aguas no sometidas a la jurisdicción de ningún Estado contra otro buque o contra personas abordo.
Terrorismo marítimo: contiene los mismos elementos que el anterior, pero el animus ferendi se centraría en fines públicos o colectivos y/o por motivos políticos o religiosos.
La para-piratería: en la que el dinero recaudado va a parar a las arcas de organismos terroristas.
Según la IMB (International Maritime Bureau) se suceden más de 265 ataques anuales de este tipo concentrados en puntos calientes del globo, comenzando por el estrecho de Malaca y en el golfo de Aden en el cuerno de Africa. Éstos son la punta del iceberg, ya que no se denuncian todos, ya que los robos menores no se denuncian por el posible ascenso en las primas de las compañías de seguros, la IMB asegura que bien pudiera ascender a cuatro veces más, elemento que pone de relieve que la piratería no se trata de una práctica muerta.
Estos piratas se auspician en la imposibilidad de medios por los Estados Ribereños como es el caso del estrecho de Malaca, aunque la cooperación entre Singapur y Malasia ha reducido en un 80% estos ataques en sus costas. Otro elemento que lo fomenta son los Estados fallidos o non states como es el caso de Somalia en donde el Estado no puede garantizar la seguridad en sus aguas y éstas se convierten en nidos de piratas como fue el caso de Le Ponant o Playa del Bakio.
La práctica más seguida por los Estados afectados es la negociación por parte de "oficinas especializadas en Londres" (donde sino) en la que ex-servicios secretos valiéndose de sus contactos median para el pago de un rescate, media la "ley del silencio" por la cual si pagas te dejan en paz (en palabras de estos despachos).
El terrorismo en el mar tiene un patrón distinto, ya que sirve a intereses políticos o religiosos. El antecedente del terrorismo en el mar lo tenemos en los Corsarios que con "Patente de Corso" o "carta de marca" firmada por el rey de un Estado permitía el ataque a los navios de las potencias rivales y el botín se repartía entre la Corona firmante y el Corsario. Francis Drake sería un buen antecedente de terrorista en el mar e Inglaterra un buen ejemplo de patrocinador terrorista como hoy Arabia Saudí. Pero el primer ejemplo de terrorismo en el mar lo encontramos en 1963 en el caso de un Dragaminas Polaco para pasar a la lucha de la OLP que secuestró el tristemente famoso Achille Lauro en el que se arrojó por la borda a un pasajero paralítico americano de origen judio.
Esta es una aproximación a la piratería como fenómeno en auge en las zonas más "calientes" del planeta, donde el pirata lo es a tiempo parcial muchas veces, compajinandolo con sus labores de pescador y socialmente aceptado en sus lugares de origen. Analizaremos más adelante los instrumentos que la sociedad internacional tiene para luchar contra un crimen de ayer y de hoy.

1 comentario:

yosoyhayek dijo...

Es un tema muy interesante, y merece una especial atención. Hoy día empresas privadas operan en aguas internacionales o extranjeras, como pescadores... el caso del secuestro del Playa de Bakio y otros sucedidos en aguas somalís deben hacernos reflexionar en diferentes direcciones.
Por cierto David, admite que te estás haciendo liberal, jejeje, El Cato Institute. Me alegro! ;)
Saludos!