viernes, 22 de agosto de 2008

Un mal candidato.

Barack Hussein Obama ha demostrado lo que un servidor lleva meses diciendo: es un mañ candidato y hoy por hoy va detrás en los sondeos. Hoy perderías las elecciones ocntra otro mal candidato, lo que debería hacer pensar hay partido Demócrata que la elección que ha hecho la hecho pensando en la izquierda divina, aquella que se nutre de actores decadentes y de estudiantes que poco o nada tienen que hacer, pero esta gente no gana las elecciones y McCain está a dos meses de demostrarlo. Es algo que Hillary ya lo sabía, pero su pésima campaña de primarias la llevó a la derrota. Barack Obama no es tan malo, es cierto, solo ha demostrado ser un candidato mediocre (cosa que no era JFK).
No solo eso, se ha demostrado que el hermanastro de Barack Hussein, George Hussein Onyango Obama vive en la extrema pobreza con menos de un dólar al día, teniendo en cuenta que su hermanito se ha gastado más de 100 millones de dólares en las primarias y tiene una casa en Chicago de 1'65 millones de dólares no dice mucho a su favor. Espero que si es presidente cuide mejor de sus compatriotas que de su propia familia.
John McCain no sabrá cuantas casas tiene, pero Barack Obama podría tener al menos una habitación de invitados para su hermanastro.
Es genial porque la gira de concertos que hizo por oriente medio y Europa no le ha valido de nada, su perfil en asuntos exteriores sigue cayendo en picado desde que no supo quién era el Secretario General de la ONU. Por ello la convención demócrata ha decidido romper la unanimidad que suele arropar al candidato para dar un lugar preeminente a los Clinton y a sus delegados que votarán por ella. Es un intento del partido para que Hussein decida llevarla en el ticket presidencial (cosa a la que se resiste), ahora que ven que las cifras son malas debido a la fuga de votos de Hillary a los Republicanos.
Hussein suspende en su primera tarea como andidato, la de unir a un partido fracturado. Espero que aunque Hillary no vaya en el Ticket, Hussein sea inteligente y le prometa ser la Secretaria de Estado (min. asuntos exteriores) para paliar la mala imagen que tiene.
Barack Obama es un mal candidato y tiene una pésima imagen para el votante medio y lo sabe.

11 comentarios:

Vitrubius Volante dijo...

Desde luego, David... ¡Eres incorregible! Abandono...

Paula dijo...

Lo que sí que está claro es que la elección de la vicepresidencia no está siendo fácil, sobre todo cuando se esperaba que esta semana anunciase a su VP y todavía no se sabe nada al respecto.
Veremos quién gana esta batalla si el Partido o Obama & Cía. De hacerlo los primeros el VP será una dama...

David Alonso dijo...

Vitrubius, no tienes por qué abandonar, ¿acaso no es verdad que hoy va por detrás en las encuestas?¿no es cierto que tiene un hermano en la extrema pobreza?¿no es cierto que es un patán en aa.ee?¿no es cierto que le votó la divine gauche?¿no es cierto que no ha sido capaz de unir a su partido?-no digo que él sea el culpable de su división, digo que como cabdidato ha fracasado en la labor de unirlo.
Puedes rebatirme los modos y motes, pero no los hechos.

Vitrubius Volante dijo...

¿Sabes qué, David? Que tienes razón. Con matices, que ahora voy a apuntar, pero tienes algo de razón.

En el caso del hermano, sin embargo, creo que debo rebatirte. Barack Hussein y George Hussein Onyango son hermanos de padre, pero no se han visto prácticamente nunca y son unos desconocidos, como bien dijo el susodicho hermano. ¿Eso son lazos familiares de verdad? Es como el caso de las familias adoptivas, pero a la inversa: la familia son aquellas personas con las que uno ha vivido, no aquellas a las que te une la sangre. Podrían haberle criticado que tuviera un amigo de la infancia o un compañero de, p. e., el instituto, en la extrema pobre, y ahí tendrían, en mi opinión, algo reprochable. El candidato republicano está tan alejado del americano corriente que jamás podría ser tachado de algo parecido.

Si es cierto, sin embargo, que Obama está demostrando conocer poco y mal (siempre por encima de la media estadounidense, por supuesto) la política mundial, algo grave, pero que yo colocaría por detrás de otras cuestiones.

Precisamente, aquellas cuestiones por las que le votó la Izquierda divina, como la llamas, y que son también algunas cuestiones en las que basé mi confianza en él. Pero cada vez estoy más desiluisonado. Yo habría dado mi voto (de ser americano y de darse el caso) a un candidato relativamente inexperto si hubiera sido un revolucionario, un idealista, un tipo con las ideas claras y la inteligencia suficiente para rodearse de un buen equipo que compense sus carencias. Sin embargo, me temo que de aquí a noviembre me voy a llevar aún muchos disgustos.

Y sí, Obama parece que será un mal candidato. Pero eso no es lo peor: lo peor es que no tiene la culpa. Ni siquiera la cúpula del Partido Demócrata, que lo dio por ganador (con bastante sensatez y respeto por el juego democrático), es culpable. El problema de Obama y del Partido Demócrata es... el electorado demócrata, las bases y, concretamente, los seguidores de Clinton. No me creo que esté diciendo esto, pero es así: que un grupo tan importante y decisivo esté dispuesta a romper la baraja y sacrificar al candidato de su partido, Obama (mil veces más cercano a Hillary que McCain), porque no le gusta el resultado legítimo de la democracia interna (habrá que ver qué pasa en Denver, claro) es un problema para cualquier partido. Obama no es un presidenciable perfecto, pero esto es surrealista.

De esta forma, el Partido Demócrata se encuentra ahora en una difícil tesitura: abriendo el camino a Clinton en Denver, desatará la ira de los obamitas que votarán en noviembre. Si no lo hace, perderá muchos votos de las grupies fanáticas de Clinton. Se han cumplido los peores augurios de división hechos hace meses y la única solución parece pasar por una candidatura presidencial Obama y Clinton Secretaria de Estado (promesa de gobierno eficaz pero potencialmente explosivo) o un dream ticket (poco atractivo, lógicamente, para la senadora por Nueva York). Espero que las cosas, acaben como acaben, supongan un cambio de la política internacional estadounidense.

En cuanto a los modos y los motes, no te los voy a criticar más. Si realmente desprecias tanto al senador por Illinois, entonces desahógate las veces que lo necesites.

Anónimo dijo...

David Alonso,
no tienes ni puta idea sobre las personas...
¡¡¡Mejor te callas!!!
Obama es tan buen candidato que terminará como JFK.
No lo dejaran gobernar.
EEUU está podrido,
desde hace muchos años.
Y tú estas apoyando la corrupcion
en tus comentarios.

Vitrubius Volante dijo...

¡Oh! ¿¡Qué ha sido eso!? ¡Qué cobardía!

Vitrubius Volante dijo...

¡Qué nadie le haga caso, por favor! Es uno de esos pesados que se van cuando les ignoras un poco, seguro...

David Alonso dijo...

Veo que hay un valiente entre los anónimos.
A Obama si no le dejan gobernar es porque perdería las elecciones.
Supongo que el anónimo es la madre de Obama porque una defensa tan enconada de la mediocridad hecha candidato no es para menos.

David Alonso dijo...

Gracias Viriato, creo que todos podemos opinar y yo aprecio mucho tus comentarios, aunque a mi me vea el plumero pro hillary.
Creo que lo que dices en tu largo comentario es verdad, son muy buenas puntualizaciones.

Vitrubius Volante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vitrubius Volante dijo...

Gracias, Dave. Es un placer poder leer y comentar en este blog. ¡Sigue con tus interesantísimas entradas!