miércoles, 17 de septiembre de 2008

Crimen de Estado.

Muchos países han cometidos distintos crímenes en nombre de la seguridad nacional. Han ido desde el "suicidio" de la banda baader meinhof en Alemania, la llamada ley de fugas francesa" y los asesinatos políticos que se le endosan a los Estados Unidos. En nuestro país también hay casos de crímenes en nombre de la seguridad nacional aunque made in mortadelo y filemón por lo chapuceros que fueron. Evidentemente hablamos de las democracias modernas porque creo obvio que los países del segundo y tercer mundo cometen abiertamente crímenes a diario.
La sociedad no llora los crímenes de los GAL y, como todo crimen de Estado, está mal hecho. Muchas veces los gobernantes se ven obligdos a ensuciarse para sacar la basura y la higiene democrática exige que si te cogen haciendolo debes pagar. Pero ¿hasta que punto no justificamos los crímenes de Estado en determinadas ocasiones? Es un tema peliagudo y los que me conocen saben mi posición, y es un tema que la serie El Ala Oeste de la Casa Blanca ha abordado. En medio de una crisis terrorista el moral Presidente Bartlet ha de tomar la decisión de liquidar a un líder extranjero de un país árabe ficticio. Y la puesta en escena de eso es genial, muy parecido a El Padrino, la escena ocurre en un aeródrommo mientras el Presidente acude a un musical de Broadway. Os recomiendo que la veais porque como dice la canción: La victoria en la guerra nos hará gloriosos en la paz.

12 comentarios:

Paula dijo...

Bueno..., que te perdone Coppola la blasfemia!

Estás mentando una de las escenas mejor narradas de la historia del cine. Creo que cuando te vea te obligaré a lavarte la boca con jabón y escribir cien veces no mentaré el trabajo de Coppola en vano!!!

El crimen de estado es un recurso que, ante todo, evidencia la incapacidad de un gobierno de hacer valer la justicia. Quien recurre a él debería plantearse muy seriamente en qué ha fallado para que el estado de derecho no funcione.

David Alonso dijo...

Es una bala en la recámara, nunca mejor dicho.

David Alonso dijo...

Adenás donde esté el Presidente Bartlet que se quiten los demás

Paula dijo...

Lástima que sea un personaje de ficción, ¿no? Es que así no hay demócrata que ganes unas elecciones en los USA: las comparaciones son odiosas.

La pregunta del millón es ¿cómo habría afrontado Bartlet, premio nobel de economía (cómo se le fue la olla a A.Sorkin), la crisis económica actual?

Aaaaahhhh pero habría estado bien saberlo.

José Martínez dijo...

"Muchas veces los gobernantes se ven obligdos a ensuciarse para sacar la basura y la higiene democrática exige que si te cogen haciendolo debes pagar."
Buena frase...

El probrema es el siguiente, en un estado tan comodo como el nuestro, es facil renunciar al uso ilegal de la fuerza. Pues al fin y al cabo, cuatro terroristas paletos, por mucho que nos hiera en lo mas hondo cada una de las perdidas que nos causan, no es comparable a las amenazas de otros estados.

Hablo por ejemplo de Israel, un estado que debe su existencia a organizaciones como el LAKAM o sobretodo al Mossad.

¿Como no jugar sucio cuando el enemigo es de esa magnitud?

David Alonso dijo...

¿Como no jugar sucio cuando el enemigo es de esa magnitud?" Mira por donde otra gran frase.

Oink¡¡¡ dijo...

Vergüenza debería daros justicar los medios (crimen de Estado) para alcanzar los fines (¿¡!?)

Decir que todo vale mientras no te pillen...., también es vergonzoso¡¡¡

Y que contra los "cuatro paletos" de la ETA de ahora el Estado no está acudiendo a métodos ilegales pq con el estado de dercho es suficiente...., no me atrevería a negarlo absolutamente.

Sois unos Maquiavelos, jaja¡¡¡

Paula dijo...

Ya, José, pero los métodos tomados por Israel derivan en buena medida de la rara legitimidad de su propia existencia como estado: vencerá porque tiene suficiente fuerza bruta... pero no acaba de convencer!

Me reafirmo en que el crimen de estado es un recurso para cuando no se tiene capacidad para resolver conflictos por cauces legales.

David Alonso dijo...

No me da vergüenza que el Estado use TODOS los medios a su alcance para la seguridad de sus ciudadanos y la pervivencia del orden social. Lo que pasa es que hoy ETA son unos paletos que no merecen esos métodos, pero entiendo que en caso del terrorismo islámico se cometan excesos por parte de las potencias amenazadas.
Si hay que pegar un par de tiros en el extranjero para evitar que basura islámica se inmole en el metro se hace.

Vitrubius Volante dijo...

Abordar los crímenes de Estado como si fueran justificables es exactamente lo mismo que admitir que existen excepciones a la regla de la Ley, y yo creo que no existen. El crimen de Estado en el propio territorio es algo que todos y cada uno de los ciudadanos debe rechazar, por razones obvias (hoy les toca a ellos, mañana me toca a mí). En cuanto al crimen de Estado en el extranjero, contra particulares o contra otros estados, es una acción comparable a la guerra, o peor: a la guerra preventiva. En ese caso, me parece igualmente condenable... ¡Claro que lo es!

David Alonso dijo...

Menos mal que está josé martínez el si que tiene una postura cabal, es una suerte que viva en ribeira, sino podría llegar a gustarme...demasiado

José Martínez dijo...

No habia leidos estos comentarios. Pero me acabo de enamorar.

"Si hay que pegar un par de tiros en el extranjero para evitar que basura islámica se inmole en el metro se hace"