domingo, 16 de noviembre de 2008

Reims se queda sin coronación.


En un artículo de El País se decía que Reims no era Chicago porque en el congreso del PSFr no se iba a encontrar a ningún Obama. Y es bien cierto, porque la ciudad que ha visto tantas veces coronar a los Reyes de Francia no ha coronado a ningún candidato con el trono de la Calle Solferino. Al final dos mujeres se batirán en duelo por la secretaría del partido y serán Aubrie, la Alcaldesa de Lille y nuestra ya conocida Segolene Royal, la hija rebelde de un Coronel en las colonias que vuelve a la carga.
Y es que si cité anteriormente que uno de los problemas del PSFr era su filiación marxista y su excesiva dependencia de los sindicatos que convertían al partido en un rehén, otro lastre es el peso excesivo de los intelectuales de la gauche divine que hacen que el PSFr sea más una reunión de utopías que un partido con posibilidades reales de gobernar. Partido elitista y clasista en muchos aspectos,  alejan al PSFr de sus bases naturales en una Francia cada vez más diversa. Puede que así ganasen elecciones en los años ochenta de la mano de una altiva esfinge, pero ahora la política ha evolucionado hacia nuevos escenarios en donde la emigración y la integración no pueden ser obviado por el principal partido de la izquierda francesa si aspira a gobernar algún día. 
Los usos y técnicas de los partidos modernos los ha inagurado Segolene Royal en la última campaña presidencial francesa. Puede que no sea Segolene la llamada a ganar las elecciones al UMP (la antaño unión para la mayoría presidencial) pero ésta ha abierto el camido, de ahí que se ganase los apoyos de las bases más jóvenes del partido.
No ha habido un coronado este domingo en Reims, pero si que ha habido un Juan sin tierra, éste ha sido el alcadel de París, Bertrand Delanöe, que se ha retirado de la lucha por la secretaría general y ha dejado sin quien apoyar al secretario saliente de la formación, F. Hollande. 
Es necesario que el PSFr abandone el perfil del culebrón en plan Falcon Crest y se haga de una vez por todas con la batuta de la oposición responsable de izquierdas en Francia.

El jueves los militantes van a solucionar enlas urnas los que los cuadros del partido no han conseguido en el congreso, y si la tónica sigue como hasta ahora saldrá la preferida por la militancia Segolene Royal. Espero que con ella el PSFr despierte del letargo marxista y elitista que lo ha tenido perdiendo elecciones y, lo que es peor, no trabajando por una oposición responsable. Se lo debe a su electorado.

No hay comentarios: