sábado, 6 de diciembre de 2008

6 de diciembre, día de la Constitución.


El otro día salía en los medios una encuesta del CIS sobre la CE, su conocimiento por los encuestados y la necesidad de reforma o no.
El gran titular decía que el 60% de los encuestados estaba a favor de reformar la CE, pero si leíamos un poco más a fondo el artículo veíamos que el 85% no sabía absolutamente nada de ella. Así está la encuesta y el país me temo. En la entrada anterior en la que critico la frivolidad de UPyD con la reforma constitucional, porque en realidad no difiere de ERC o PNV en querer SU cambio constitucional. Quedó patente en que la disparidad de opiniones llama a la prudencia sobre el cambio constitucional porque cada uno de nosotros queremos el cambio a nuestra manera. Yo personalmente querría un mayor centralismo y el cierre de las competencias autonómicas, pero mi opinión no vale más que la de los más autonomistas que desean mayores competencias, por ello no estoy a favor de la reforma. Yo no soy el dogmático. Pero he visto en los comentarios anteriores un tufillo a despotismo ilustrado que nos devuelve al siglo XVIII, en donde se hacía todo por el bien del pueblo pero sin contar con él. 
De este pie cogea UPyD. Con solo un puñado de votos se ponen a pontificar sobre lo bueno que sería SU cambio constitucional y lo malo que sería el cambio de los demás. La piragua entre dos portaaviones (como la definió la Díez) está a punto de zozobrar debido a este despotismo.
 
Se debe hacer examen de conciencia sobre el dogmatismo de cada uno. Quienes han decidido que una pandilla de inconscientes no pudieran tocar a la ligera el texto constitucional fueron los padres de la Constitución. Ellos con gran conocimiento del pasado constitucional español y con gran proyección de futuro establecieron el rígido procedimiento del art 168. No estoy en contra de la reforma, estoy en contra de ella sino cuenta con el consenso necesario que pasa irremediablemente por los 23 millones de votos de PP y PSOE y no por los 0'3 de UPyD. Bipartidismo, no. Realidad matemática porque es lo que gente ha votado.

7 comentarios:

Oink¡¡¡ dijo...

"Una cosa es reformar la constitución y otra revisarla.
Para la gran cantidad de temas urgentes de reforma no hay que acudir a mayoría tan cualificada, ni disolver cortes, ni período constituyente, ni nada...; pues ese procedimiento sólo se aplica para ciertas áreas sustantivas de la constitución que gracias a Dios no peligran en absoluto (de hecho, de las reformas planteadas sólo "sería necesario" para hacer que la heredera sea Leonor...).
No seas exagerado ni tremendista."

Fíjate que el calificativo "despota ilustrado" estuve tentado de colgártelo yo a ti en tu post anterior...(por el miedo y la desconfianza que muestras ante la idea de que la gente no tenga las luces necesarias para buscar y encontrar un marco cosntitucional mejor que el actual...)

Todo el mundo coincide en la necesidad de reformar la constitución (reformarla, que no revisarla), tanto constitucionalistas afines al PP, como del PSOE, como de UPyD y gente sensata e informada en general...

Todo el mundo coincide en que la hora de la reforma ya pasó hace tiempo, que lo único que se está haciendo es retrasarla hasta sabe Dios cuando.

Todo el mundo menos quienes pueden hacerlo realidad.

Y sabes porqué?

Porque los políticos, tan majos ellos, no tienen voluntad política de hacerlo; porque ni unos ni otros se arriesgan a no salir reforzados o a perder la influencia que tienen en el presente..., en fin, porque les importa bien poco el progreso del país, sino más bien mantenerse ellos en la sillita del cargo, y virgencita que me quede como estoy...

Un saludo¡¡

David Alonso dijo...

Y porque si el PP y el PSOE no se ponen de acuerdo en las consignas que seguir tras un atentado menos para la reforma constitucional.
No se puede frivolizar. Te tacho de dépota ilustrado porque cada uno de nosotros quiere su propia reforma, yo solo digo que ante la incertidumbre de cambiar por cambiar, le pido a Santa Lucia que me quede como estoy.
Hay muchos problemas que se pueden abordar sin tener que ir a la reforma constitucional, parece que todos los males son culpa suya y hay más vida legislativa y social más allá de la CE.
Hoy celebrémosla.

Oink¡¡¡ dijo...

Y brindemos a su salud¡¡

Talogo¡¡¡

Vitrubius Volante dijo...

Me retracto en algunas cosas: la Constitución mola, hay que celebrar la Constitución. Me afirmo y reafirmo en algunas cosas: lo que mola de verdad es la democracia y no tanto la Constitución. Esto quiere decir que creo que nuestra Constitución puede ser mejor (esto es, que es mejorable) y que es nuestro deber como sociedad (la española) buscar el consenso necesario para acometer dicha mejora. (Las mejoras en concreto me las han dejado escritas unos amigos constitucionalistas en El País del día 6 de este mes.) Ahora bien, estoy de acuerdo con Duran i Lleida en que actualmente no se da una situación de consenso suficiente en suficientes puntos. La reforma tendrá que esperar. Eso sí: viva la República.

David Alonso dijo...

Nuestro papel como sociedad es ser cívicos, es el papel de la clase política crear ese consenso que para eso se le paga de nuestros presupuestos nacionales. Y como ciudadano tengo el mismo derecho a creer que la CE no se debe tocar como los que creen que necesita reforma (que las necesita). Así que no creo que el papel acuciante de la sociedad sea buscar ese consenso, creo que el papel que tenemos como sociedad es acatar a la CE, no que queremos cada uno de nosotros, sino la que hay.

Anónimo dijo...

Habrá que acatar la constitución a pesar que se puede mejorar, no David. No creo que el problema de españa sean los nacionalismos perifericos.El bipartidismo es un hecho gracias a nuestro sistema electoral, diselo a IU. La constitución se esta quedando en un antiguo papel al cual se recurre en pocos momentos, la gente le importa poco la constitución, aunque si cambiando esta mejoraran sus presupuestos autonomicos y consiquieran algunas competencias nadie tendria malos pensamientos...

David Alonso dijo...

Ya, pero IU con el mismmo sistema electoral ha llegado a tener 21 diputados, así que no me vale, porque alguna culpa tendrá IU en su pérdida de diputados, además también el PP y el PSOE pierden como un millón de votos sin representación, con lo que el sistema no está tan desvirtuado.