miércoles, 21 de enero de 2009

¿Quién es Barack Hussein Obama?


Los hemos hecho, hemos sobrevivido a un espectáculo de sobreactuación con lapsus incluido. Hemos sobrevivido a la toma de posesión de Barack Hussein Obama, el cuadragésimo cuarto presidente de los Estados Unidos. Hemos asistido a la jura del ticket presidencial y hemos escuchado un gran discurso. Fue muy bueno porque fue una amalgama de discursos de los mejores presidentes de los Estados Unidos, fue Roosevelt cuando habló de la guerra, de Truman cuando habló de la contención del terrorismo, de Kennedy cuando habló de firmeza. Pero ¿cuándo fue Barack Obama?. En ningún momento fue él mismo, su discurso solo fue una amalgama de lo anterior y lo dicho en primarias por Hillary Clinton sigue sin responder ¿Qué opina Barack Obama sobre los asuntos cruciales? En el Senado tuvo más vacaciones y más votaciones ausentes que el presidente Bush. Creo que esperamos demasiado de un hombre que al final solo es un hombre. No hubiera estado de más que hubiera un par de lacayos que le susurrasen al oido "recuerda que solo eres un hombre" como hacían en la antigua Roma.

Obama fue todos esos presidentes, por eso no fue original porque ya hemos escuchado esos discursos en 1933, en 1949, 1953 y 1961, y el del 2009 solo fue un resumen bajado del rincón del vago de la historia americana que no aportó absolutamente. Esperemos por el bien de Estados Unidos y de la economía mundial que aporte lo que Roosevelt, Truman, Eisenhower y Kennedy, porque me temo que si aporta algo de él mismo entonces nos encontramos en la incertidumbre.

 

2 comentarios:

Vitrubius Volante dijo...

¡DAVID! ¿¡Pero nos hemos vuelto locos!? ¡Yo ya no sé cómo tomarme en serio algunas cosas...!

¿Qué demonios importa que Obama haya hablado como Roosevelt, Lincoln o Kennedy? A veces eres increíble... ¡Si Clinton hubiese sido elegida presidenta y hubiera dado un discurso semejante (igual de inspirador, no voy a ir más allá) aún estarías corriéndote! Y si Roosevelt hubiera hablado como Lincoln, o Kennedy como Roosevelt (¿alguien lo ha comprobado?), ahora, conocidas sus obras, veríamos en esa coincidencia de discurso algo más que casualidad. Que alguien me lo niegue.

¿Te das cuenta el grado de fijación al que has llegado con el pobre pobre Barack? Y digo 'pobre' porque siento lástima de cualquier persona, por poderosa que sea, que sea odiado por alguien tanto como él es odiado por ti... David: creo (y no pretendo ser un referente de nada) que tienes que darte cuenta de que tu desconfianza enajenada hacia Obama (que no se debe a una desconfianza hacia los políticos, que nos conocemos) es tan criticable como la confianza ciega que tantos y tantos simplones desesperados han puesto en el "presidente taumaturgo".

¡Deja a Obama que la cague en serio antes de ponerle la categoría de inepto terminal! ¡Vamos, hombre! Si Obama fuera la mitad de buen presidente que el peor de los mejores presidentes de ese país, ¡sería un presidente magnífico! ¡Del que sentirse orgullosos!

Yo confío en él, y tengo tantos motivos como tienes tu para no confiar, pero yo no le convierto en el adalid de la esperanza sin que haya dado ni un solo paso aún. Confío en poder ver en él, algún día, al gran hombre que tantos idiotas quieren creer que es. ¡Pero no me adelanto a la realidad!

De verdad, David, creo que con este tema, con este en concreto, te sales de tus casillas. Mira a Obama sin prejuicios (de ningún tipo), como miras tantas otras cosas.

Nos vemos.

David Alonso dijo...

Yo solo digo que a él se le juzga más favorablemente que a cualquiera en su situación. Y digo que sus discursos siguen sin tener contenido y sin ser originales. Me sigo quejando de lo mismo que en primarias...que no tiene ideas propias, va copiando aqui y allá y digo que eso es bueno, porque copia de gente buena. Tanto es así que mintió en campaña, prometió un gran cambio y al final está con el medio gabinete de Clinton (gracias a Dios) y, si por si eso fuera poco, ha mantenido al mismo secretario de defensa de Bush...por tanto yo solo me pregunto ¿qué ha sido del cambio?...

Cambiarlo todo para mantenerlo todo igual. Y eso ya lo dijo Lampedusa en el Gatopardo.