miércoles, 28 de enero de 2009

Reagan: matar, negociar y mentir.

El ídolo de los conservadores de todo el mundo, Ronald Reagan, ensalzado como lider inflexible que llegó a vencer al comunismo está rodeado, como un actor que es, de falsedades. El sistema, inmunizado por el escándalo watergate no cortó la cabeza de un presidente que negoció con terroristas, traficó con ellos y mintió a su pueblo.
El 14 de junio de 1985, Hezbolá secuestró el vuelo 847 de la TWA de Atenas a Roma. Se llevaron el avión a Beirut, arrancaron de su asiento a un buzo de la marina, le pegaron un tiro en la cabeza y lanzaron su cuerpo a la pista donde años antes habían muerto cientos de marines en un brutal atentado. Los secuestradores pedían la liberación de 17 teroristas encarcelados en Kuwait e Israel. El presidente Reagan presionó en secreto a este país y a instancias del Presidente del Parlamento del Líbano, Alí Akbar Hashemi Rafsanjani, negoció el final del secuestro. Este experiencia enseñó a Casey, a la sazón director de la CIA, que Reagan estaba dispuesto a negociar con terroristas.
A través de un trapichero iraní llamado Ghorbanifar, Estados Unidos estaba dispuesto a negociar la liberación de los regenes americanos con Irán (que controlaba a Hezbolá) a cambio de la venta de armas a Irán, que años antes el Congreso estadounidense había prohibido y el propio Presidente ratificado en sendas ordenes ejecutivas. El presidente dio a Casey luz verde para traficar armas con Irán a fin de traer los rehenes "a casa". Tras un largo regateo, la operación de venta de armas a irán se cobró por 850.000 dólares ingresada en una cuenta en un banco suizo controlada por la CIA que iba a ir a la financiación de la guerra sucia de la Contra Nicaragüense contra el frente Sandinista. Irán era entonces la fuente de financiación de la CIA para centroamérica. Así hasta 12 millones de dólares iraníes fueron a parar a las manos de la Contra. Mientras tanto Reagan se engañaba a sí mismo diciendo que hacer tratos con Irán conducía a ésta a moderar sus posturas, pero el caso es que era una auténtica chorrada ya que en gobierno de Irán no quedaba ningún moderado, todos habían sido asesinados o encarcelados por la misma gente que había asaltado la embajada y ahora recibía armas de Estados Unidos.
El caso es que la operación se convirtió en una partida triangular por la cual Estados Unidos vendía armas a Irán a cambio de la liberación de rehenes, con ese dinero se financiaba la Contra de Nicaragua. Por lo tanto, los Iraníes no iban a permitir que el círculo se rompiese y ello les condujo a perpretar muchos más secuestros de ciudadanos americanos para que Estados Unidos no perdiese el aliciente de vender armas a Irán. "Ese viejo gilipollas está haciendo peligrar a nuestra gente en todo el mundo" diría Casey en una ocasión ante congresistas que investigaban el asunto Irán-Contra.

Corría 1986 y Reagan se enfrentaba a las elecciones de mitad de mandato, con lo que no podía permitir que esto "saliera a la luz". El 10 de noviembre el presidente Reagan repitió como un loro "No vamos, repito, no vamos a intercambiar armas por rehenes". Una vez más, como el caso del U2, de Bahía de Cochinos o la guerra en centroamérica, el presidente de Estados Unidos mintió para proteger las operaciones encubiertas de la CIA.
Pero esta vez muy poca gente le creyó.

4 comentarios:

Anonimus Prime dijo...

Buen recordatorio.

Yo matizaría la frase "El ídolo de los conservadores de todo el mundo", añadiendo una pequeña aportación:

"El ídolo de los conservadores de boquilla de todo el mundo que no tuvieron la desgracia de vivir en los USA durante su mandato".

Vamos, lo mismo que Tatcher. Como siempre, felicidades por tu blog.

Saludos desde el anonimato,
Anonimus Prime
http://anonimusiv.blogspot.com

yosoyhayek dijo...

Reagan fue reelegido en 1984.
Estamos hablando de políticos, no lo olvides... peor, de presidentes de los EE.UU...
Saludos!

David Alonso dijo...

Es verdad, menudo despiste con las fechas. Y eso de mi. Acepto la corrección y gracias. Ahora mismo lo cambio.

Paula dijo...

Fantástico post!

A ver qué sale del libro de Cumbres (borrascosas!!) que te vas a meter ahora entre pecho y espalda!

;)