miércoles, 25 de marzo de 2009

La gran pregunta del siglo XX.


Sin lugar a duda el siglo XX es el más interesante y prolijo de la historia de la humanidad. Pocos siglos en la historia de la humanidad han sido tan intensos y tan apasionantes (soy contemporaneista, que se le va a hacer). Y en él todo gira alrededor de un protagonista: Alemania.
Alemania, primero con el expansionismo de la era Guillermina y luego con el III Reich ha sido el sujeto y actor indiscutible que ha permitido el auge de los dos protagonistas de la segunda mitad: la URSS y Estados Unidos y con el final de siglo el único hegemón: Estados Unidos.

Hay millones de libros que giran en torno al auge, desarrollo y caida del III Reich y, con ésto, de la II guerra mundial y del Holocausto judío. Hay innumerables títulos de películas sobre el III Reich y sobre la II Guerra Mundial. El III Reich junto a la II Guerra Mundial son, sin lugar a dudas, el tema central del siglo XX en cuanto a número de publicaciones y películas. Y sigue llenando páginas y estanterías. Pero ¿Por Qué?
Porque queda por contestar la gran pregunta del siglo XX: ¿Por qué uno de los países más industrializados del mundo, de los más cultos y civilizados entró en una vorágine que terminó con el mayor de los horrores imaginables? ¿Por Qué el uso de la más fría inteligencia al servicio de las más oscuras perversiones e inhumanidad? ¿Por qué se usó la civilización para sembrar la barbarie? Todas estas preguntas que se resumen en ¿Por qué el III Reich? no han sido debidamente contestadas y por ello los historiadores no han dejado de escribir ni los lectores de leer.
Yo no la puedo contestar. Puede que solo Ian Kershaw en su magna y magnífica biografía de Hitler (publicada en dos tomos) se acerque a esa respuesta. ¿Era toda Alemania Nazi?. Desde luego que no, pero hubo una serie de ideas que existían en Europa desde el siglo XIX que eclosionaron en una mayoría silenciosa que permitió el auge del monstruo. Kershaw explica por qué tantos alemanes lo adoraron, fueron sus cómplices o se sintieron impotentes para oponérsele. También explica con claridad meridiana los muchos momentos en los que las élites alemanas pudieron haber impedido su ascensión, pero como se equivocaron en sus juicios sobre el mosntruo que vivía con ellos... hasta que fue demasiado tarde.

Tal vez el III Reich necesitase de su total aniquilación y ocupación por los aliados para volver a ser Alemania. Esta entrada está dedicada a los hombres que creían en Alemania, no en el III Reich, Ellos desde luego no eran el III Reich, fracasaron en su misión, pero la historia les ha hecho un hueco.

5 comentarios:

Marulov Kahn dijo...

Lo que mucha gente no quiere admitir es que el Nazismo fué la respuesta perfecta al momento de crisis que estaba pasando Alemania tras la derrota en la I gerra mundial, tanto que otros países adoptaron (antes o despues que Alemania) modelos fascistas de gobierno. El gran fallo del Nazismo, y del III Reich fué, sin duda, Hitler.
Y por eso hay que darle las gracias a él. Por que sin él a lo mejor estaríamos hablando alemán...

(vale, lo de hablar alemán es muy exaerado, pero ya se me entiende).

Rubén dijo...

¡Eso de que el siglo XX es el más interesante y prolijo (supongo que te refieres en acontecimientos) de la Historia es una exageración! ¿Qué me dices del siglo V a. C en Grecia: el de las Guerras Médicas, y la Guerra del Peloponeso, el del inicio de la decadencia del Imperio Persa, el siglo de Pericles, Sócrates, los sofistas como Protágoras, de Fidias y del canon estético clásico, del nacimiento de la historiografía, del humanismo, de la plena realización del modelo democrático antiguo, etc, etc? ¿O del último siglo de la República romana? Entiendo que tu debilidad es la Historia Contemporánea, pero, hombre, cuídate de hacer tales aseveraciones, impropias de un historiador.
Un saludo!

La biografía de Kersahw es magnífica, cierto.

Rubén dijo...

Y para que no me critiques que sólo pongo ejemplos de la Antigüedad, también me sirven de ejemplo los siglos XII y XIV; o el XVIII.

Rubén dijo...

Por cierto,Marulov, creo que esa afirmación que haces de que "el nazismo fue la respuesta perfecta al momento de crisis que estaba pasando Alemania" es una ANIMALADA; un comentario falto de todo fundamento. ¿Es una buena respuesta surpimir libertades individuales? ¿Lo es acabar con una democracia para instaurar un régimen totalitario? Que otros países cayesen en las garras del fascismo, con más o menos apoyos de la sociedad, no significa que fuese un buen camino. Ni siquiera desde un punto de vista económico, pues Italia, Rumanía, etc no mejoraron en este aspecto con el fascismo. Alemania reflotó económicamente en apariencia, al igual que la URSS (otro Estado totalitario, aunque de diferente raigambre ideológica), al invertir en la industria pesada para preparar la guerra. Eso dio puestos de trabajo a la población y grandes beneficios a la busguesía financiera e industrial, pero era pan para hoy y hambre para mañana, como se vio en la URSS.
Por favor, mide tus palabras. El fascismo ha sido uno de las peores males que ha sufrido Europa en toda su historia.

David Alonso dijo...

Como el comunismo bolchevique. La verdad no entiendo como mucha gente tiende a separarlos cuando son las dos caras de una misma moneda.
Ya sé que lo de el siglo XX es una exageración, pero ya pongo que es por formación profesional más que por rigor.