sábado, 9 de mayo de 2009

Editorial: Este partido se juega en Europa.


Las elecciones al Parlamento Europeo son un acontecimiento muy importante y su importancia es inversamente proporcional al apoyo y atención que la ciudadanía le da. En la UE se debaten los presupuestos de los que salen gran parte de nuestras ayudas, absolutamente todas las cuestiones de pesca y agricultura, pesos y medidas, homologaciones, controles de sanidad, protección al consumidor, mercado financiero, política monetaria común, mercado laboral y un larguísimo etc que llega a absolutamente todos los rincones de nuestras vidas, la UE somos todos y nos afecta en los detalles más mínimos. Las elecciones al Parlamento Europeo son una oportunida única para que el ciudadano que tanto se queja de su ausencia en las instituciones comunitarias se haga presente y decida en todos los asuntos que, con el tratado de Lisboa el Parlamento se convierte en institución del proceso de toma de decisiones. Decisiones que ya escapan al control de los Estados y están totalmente cedidas. Por tanto las elecciones al Parlamento europeo no son una reválida al gobierno, no son una venganza, no son un circo y no son para tomárselas a coña ya que la UE es la única Organización Internacional basada en los ciudadanos y no solo en la cooperación intergubernamental, aunque los diarios y los flashes sea lo que nos muestra. No seamos tontos y caigamos en la trampa de los periodistas.

Siempre he querido ser, sino imparcial, por lo menos honesto. Y ahora voy a tomar partido por el único partido europeísta que se presenta a las elecciones, el Partido Socialista Europeo. Se trata de una opción muy seria, ya que la tendencia a tener a Bruselas como "cementerio de elefantes" ha llevado a que las mejores personas al servicio del PSOE abandonen el panorama nacional, arrinconados por la mediocridad de este gobierno, para ir a buscar cobijo en Bruselas, de ahí que tome partido por el ala más responsable de la socialdemocracia española, que ahora reside en Europa. Que la UE exista es ya un éxito de por sí, hagamos honor a ese éxito y acudamos a las urnas para defender la UE de los ciudadanos.

Porque se trata de Europa. Elecciones al Parlamento Europeo.

9 comentarios:

Vitrubius Volante dijo...

Hombre, eso de que es el único partido europeista... En fin. Yo votaré por el Partido de la Izquierda Europea, que formará parte del grupo europarlamentario de GUE-NGL (Izquierda Unida Europea - Izquierda Verde Nórdica). ¡Que todo el mundo vaya a votar! En Europa, como bien dice, se deciden muchísimas cosas muy importantes...

David Alonso dijo...

Ya, pero la internacional que propugna la llamada izquierad europea muchas veces están demasiado en las nubes.

Vitrubius Volante dijo...

Sí, tienes bastante razón, aunque no es el único de los muchísimos y muy graves problemas que tienen los partidos europeos de izquierdas a la izquierda de la socialdemocracia establecida... Sin embargo, en mi opinión es más fácil convertir IU en una futura alternativa real, que conseguir que un partido de gobierno como el PSOE, que está asentado sobre una masa social enorme y bastante de centro, se atreva a poner en marcha políticas de izquierdas profundas y relevantes. Y menos en una sociedad conservadora como la española. Cuanto más al centro, mayor es la masa de posibles votantes. Los partidos de gobierno son necesarios para dar estabilidad al sistema, pero los partidos medianos (y espero que algún día haya uno así a la izquierda del PSOE) pueden remolcar a esas grandes ballenas. Hoy IU es una miseria y Zapatero encabeza una socialdemocracia miedosa y torpe, lenta y oportunista. El día que vea un PSOE atrevido, con ganas de cambiar las cosas y con capacidad para movilizar a la sociedad hacia algo mejor, entonces les volveré a votar. Por de pronto, no creo que al PSOE le cueste sobrevivir sin mi voto, pero creo que hace falta un partido con peso a su izquierda, y por ello voy a votar a IU.

David Alonso dijo...

Estoy totalmente de acuerdo y sabes que te respeto enormemente a ti y tus opciones. Pero como soy un socialdemócrata convencido (creo que uso esa palabra para que no se me identifique con zp) votaré al PSEuropeo por las viejas glorias, el PS del Antiguo Régimen, ya sabes.

Vitrubius Volante dijo...

Gracias, también yo les tengo un gran respeto a tus ideas políticas. Al establishment socialdemócrata europeo le reprocho haberse echado demasiado a la derecha (al centro) y no apostar por un reformismo progresista más atrevido, pero comparto en parte su espíritu esencial y comprendo su línea de acción. (Por cierto: también me parecen dignos de respeto muchas ideas de los conservadores, o liberales, o de tantos otros ciudadanos de nuestras democracias.) Bueno... ¡Nos vemos, Dave!

Edison dijo...

Bien, y ahora que ya han pasado las elecciones y, como era previsible, gana la abstención por mayoría absoluta (no reflejada en la cámara)... ¿Cómo analizas la jugada?

David Alonso dijo...

La abstención es la enfermedad de la que adolece las elecciones al parlamento europeo y la responsabilidad es de los partidos políticos que no hacen la labor pedagógica necesaria y de los medios de comunicación y, no menos, de los profesores que no la exlicamos como debiéramos. Yo lo intento en mis clases de 3º de la ESO que entra en el temario, lo importante que es Europa y lo que ha significado y lo qu enos jugamos en ella. Cada uno debe poner de su parte porque Europa no eso lejano que está en Bruselas o Estrasburgo, Europa somos nosotros.

Considero el resultado decepcionante, muy decepcionate, la genta ha confundico conservar lo que tiene con la solución de la crisis y erra en el diagnóstico, aunque no me extraña que voten a la derecha si ven a los socialistas de algunos países.

Vitrubius Volante dijo...

Opino más o menos igual. Sin embargo, hablando sobre el tema, te recomiendo cierto reportaje de Público (y sé que este periódico te da repelús) en el que el diario entrevista a toda una serie de intelectuales de izquierda europeos pidiéndoles su opinión sobre qué le ha pasado a la izquierda en Europa. Entre los entrevistados están Tony Judt, Josep Fontana, Gianni Vattimo y José Saramago. Las opiniones son muy diversas, pero afloran algunas ideas con fuerza. (Como con todo, hay que entender qué periódico lo ha publicado, pero está muy bien.)

publico.es/internacional/232044

¡Nos vemos!

David Alonso dijo...

No me da repelus público, solo digo que es un poquillo amarillo y critiqué a José porque fue una de sus muchas derivas, a las pruebas me remito. Gracias por la dirección porque lo leeré.