lunes, 7 de mayo de 2012

Hollande Presidente de la República.


Tras 17 años de ausencia en el Eliseo otro François, esta vez Hollande, ha devuelto al Partido Socialista francés a la presidencia de la República. Con un porcentaje menor que el pronosticado por las encuestas, un 51.67%, Hollande ha recogido los frutos de un Presidente que empezó a ser impopular desde el primer día en el Elíseo con sus salidas de tono y arrastrando por el fango la dignidad del presidente de la República que tanto gusta a los franceses y mas a la derecha Gaullista. Y es que al principio de su mandato Sarkozy solo había tenido salidas de tono en cuanto a imagen, unas vacaciones pagadas por millonarios y favores a oscuros intereses de Oriente Medio salpicaron un comienzo de mandato que terminarían de explotar en esta campaña. Pero con todo, había mostrado una independencia y hasta desavenencias con la Canciller Merkel, continuando con el tradicional papel de contrapeso que ejercía Francia en la política comunitaria. 
Fue hace un par de años, cuando la crisis se recrudeció para todos los países, salvo para la estrella germánica que eclipsó el contrapeso galo. La ecuación que hizo Nicolás fue sencilla, para que Francia emergiese había que parecerse más a Alemania, algo que a priori no tenía por que ser malo, lo malo fue que le llevó a una subordinación a Alemania. El falso tándem Merkozy era mas bien un Merkelzy, donde el Presiente era la voz política de las decisiones tomadas desde Berlín. Francia paso de contrapeso a satélite, de copiloto a mayordomo de las recetas de la CDU, algo que nunca le perdonaría la fecha Gaullista. El propio Nicolás lo sabia, por eso se cuidó mucho de aparecer con su patrona, evitaba parecer, aun mas se cabe, el Peteain del siglo XXI. 
El hiperpresidente hizo bien al asumir la plena responsabilidad de su derrota, porque él es el único responsable de la misma. Llevó una política en exceso personalista, trato a sus primeros ministros como meros "colaboradores" y a sus ministros como simples secretarios. Llevó personalmente el peso de la acción política en una continua huida hacia adelante y se encontró con un candidato que jugó a ser Rajoy en su campaña. Se limito a aglutinar el descontento anti Sarkozy que existía en Francia y, a pesar de los resultados finales, era muy escaso el porcentaje que deseaba seguir viendo a Sarkozy en el Elíseo, un 35%. Intentó seducir a la extrema derecha, como ha había hecho en 2007, pero esta vez Marine Le Pen había puesto en alerta a sus votantes. Le resultó sumamente difícil eludir la responsabilidad de las malas decisiones. Era él y solo él quien dirigía Francia. Ahora no podía poner ninguna excusa, para bien o para mal. 
Hollande, un hombre educado y tranquilo de Normandía, con elegantes modales de provincias supo ganarse muy poco a poco el afecto de los suyos. El afecto de un complicado partido socialista francés. Un partido que navega entre las aguas de la izquierda troskista (el único PS de Europa) y la izquierda exquisita o de "caviar" en palabras del propio Sarkozy. 
Formado en el seno del aparato del PS durante la presidencia de Mitterrand, fue alcalde de Tulle y diputado en la Asamblea Nacional. Vio como otro de sus padres políticos, Lionel Jospin, caía bochornosamente en la primera vuelta de las elecciones del 2002, él asumió la jefatura del PS siendo su primer Secretario durante muchos años. Soportó con resignación que su pareja sentimental se presentase por delante de él a las presidenciales del 2005 y capitaneó la nave del PSFr durante la larga travesía en el desierto del Partido. Consiguió éxitos parciales como victorias electorales en comicios cantonales, municipales y legislativas, pero el Elíseo seguía resistiéndose al PSFr. Aguantó entre bambalinas el hecho de que el aparato considerara a un lejano DSK como el candidato natural del PSFr destinado a batir a Sarkozy. Supo recoger con toda normalidad las riendas del partido cuando estalló el escándalo DSK. Si alguien podía llevar al PSFr al Elíseo sin la losa moral de DSK era él, el eterno candidato que educadamente ha mantenido cohesionado al partido todos estos años Él siempre estuvo ahí para su partido y, al fin, el partido se dio cuenta de que él era su hombre. Ganó en unas primarias abiertas que fueron la envidia de un sistema de partidos que suele emponzoñarse en los procesos de primarias y aguantó el tirón de un Sarkozy que no supo mantener la calma en una campaña en la que siempre estuvo por detrás en los sondeos.  
Ganó por la mínima la primera vuelta y consiguió ser el foco de atención que hizo que el presidente fuese siempre a rebufo del candidato. Ganó un debate donde Sarkozy fue incapaz de plantear una sola propuesta sin recurrir a la vejación de su oponente o exponer sus propias virtudes. En resumen, que ganó el debate porque Sarkozy fue él mismo, el presidente que ya estaba cansando a Francia. 
Puede que los amantes de anécdotas y los supersticiosos hayan disfrutado en estas elecciones, que han mostrado un gran parecido con las elecciones de 1981 donde el socialista Mitterrand batió a Giscard D'Estaing, y no solo porque fue derrotado en su reelección contra un candidato socialista, hay muchos más paralelismos. Ambos candidatos de la derecha perdieron por la desafección en sus propias filas: el mismo Chirac que votó por Hollande hoy, hizo campaña en 1981 contra d'Estaing. El lema de campaña de Giscard, "Por una Francia fuerte", lo ha sido de Sarkozy y se ha plegado al argumento de la experiencia frente a su oponente sin que lo acompañara un buen balance como apunta Lluis Bassets en El País. Ambos presidentes salientes fueron acusados de desdibujar la imagen presidencial que De Gaulle imprimió a fuego en el cargo, y ambos candidatos apelaron al Gaullismo para ganar. 
Hoy la imagen de Francia de derecha a izquierda la encarnan dos hombres: De Gaulle y Mitterrand, y Hollande ha sabido capitalizar mejor esa imagen que el histriónico Sarkozy. 
En cuanto a su política, es un programa socialdemócrata de libro. Reducción del déficit aumentando los impuestos y recortando poco el gasto social, implantación de la tasa Tobin, prohibir a las sociedades francesas operar en paraísos fiscales y prohibir las Stock Options, aumentar el número de profesores y tender hacia energías más verdes sin tocar demasiado la poderosa industria nuclear francesa. 
En cuanto a política comunitaria, pues Hollande es un adelantado a su tiempo, porque solo le hizo falta ganar la primera vuelta para cambiar el diapasón de las instituciones económicas comunitarias de la austeridad a ultranza a la política del crecimiento. Ha obligado a Merkel a moverse rápido para que no parezca arrollada por los acontecimientos, demasiado tarde, ya lo parece. 


¿Tendrá éxito? El tiempo lo dirá. Es por ello que me paro menos en el qué pasará. Obviamente Hollande tienen un corto margen de maniobra, su habilidad para moverse en él y ensancharlo a sus necesidades marcarán el éxito o el fracaso de su mandato. 
Muchos lo han saludado como si se tratase del Obama europeo. No nos engañemos, hablamos de un político tremendamente cauto que no caerá en los excesos de su mentor Mitterrand. Hollande no tocará el tejido empresarial de su país en ese extremo. Pero supone un soplo para la Socialdemocracia que muchos consideraban muerta. Y no estaba muerta, que estaba de parranda, como reza la rumba popular. Es un toque de atención para que los Partidos Socialdemócratas se pongan las pilas, actualicen sus programas sobre la base del Estado del Bienestar, elijan a candidatos solventes y dejen los experimentos en la cocina, o para IU. En suma, que ha de ser una alternativa clara y seria para gran parte de la sociedad y huir de los extremismos.
Desde aquí le deseo mucha suerte a François Hollande. Al menos a un servidor le ha alegrado la semana. 

20 comentarios:

Paula dijo...

Leyendo sobre Holland parece que es de la escuela de Rajoy, no solo a la hora de hacer campaña, sino a la hora de dirigir su carrera reciente. Ambos han tenido un perfil medio basado en una <> y han dejado que sus rivales se desgastasen hasta la descomposición. Primero dentro de sus respectivos partidos y una vez como candidatos en la carrera electoral.
No son corrosivos, pero saben beneficiarse de la corrosión agena.
Y posiblemente Rajoy tenga más "mérito", que sobrevivió a la marejada del partido después de perder unas elecciones y consiguió mantenerse.

Paula dijo...

Entre <> iba "moderación extrema"

bastiat dijo...

Muy buen articulo, bien redactado y bien concluido.

Pero es aquí dónde me cuesta aceptar el criterio con el que lo escribes, la conclusión.

No aportas datos que hagan pensar que lo que Hollande dice significar entre las filas socialistas se haga realidad, sino mas bien que es un socialista o quieres que sea un socialista centrista, moderado, que trate de comprender el actual devenir de los tiempos y acomode la socialdemocracia a una realidad que no tiene mas remedio que huir de extremismos ideológicos, a lo IU, y que en España yo añadiría que habría de huir de extremismos separatistas que pongan en duda el propio entramado estatal hasta el punto de la desafección hacia la nación española a cambio de las nacionalices que, no te quepa la menor duda, mas que nada por que lo estamos viendo, no pensaran en el conjunto de la nación sino en su reducido campo de juego, allí donde se buscan el sustento. Es decir, por decirlo a la pata la llana, dejarse de extremismos separatistas que nieguen la solidaridad interterritorial. Mas PSOE y menos PSE, PSC, PSM, PSPV, PSdG........ etc. Etc.

Eso si he entendido bien tu argumento sobre la moderación.

Pero como digo llegas a una conclusión creo que equivocada. La socialdemocracia no es que esté de parranda, no, lo que está muerta es la posibilidad de mantener el Estado del Bienestar en un mundo globalizado. El propio concepto de Estado del Bienestar, concepto socialdemócrata dónde los haya que ha calado hasta en la derecha mas rancia, es decir, el PP, tiene un soberano problema... Hay que pagarlo. Y para pagarlo hay que generar riqueza. Y esa riqueza ha de provenir de la capacidad de las sociedades de innovar, de crear, de obtener beneficios de manera que una parte de ellos se usen para pagar ese .... exceso contable que supone el que una gran parte de la sociedad viva a expensas de una minoría.

Y aquí es dónde se genera ese problema. En el momento en el que muchas empresas tienen que emigrar porque la carga impositiva del Estado ahoga sus beneficios. En el momento en el que la competencia frente a productores con menores costes tanto en mano de obra, como en presión fiscal reduce sus ventas, mas que nada porque los ciudadanos de esos países prefieren pagar menos comprando productos del exterior que los fabricados en el propio si es que son mas caros. Y teniendo en cuenta que todo ello redunda en menores ingresos fiscales, la cuenta de la vieja me dice que se hace cada vez más difícil pagar la factura de dicho EdB.

bastiat dijo...

Y como veo que tienes enlazado el Blog de Krugman... te diré que ese es el principal problema por el que no acabas de ver la realidad de la situación. El Sr. Paul es de los que piensa que para hacer avanzar a la sociedad lo que hay que hacer es generar inflación continua. Las burbujas es su modo de vida. La burbuja tecnológica se tapó con la burbuja inmobiliaria y ahora.... ¿Cómo tapamos esta burbuja? Lo cierto es que ese continuo huir hacia delante no puede llevar mas que hacia el abismo. La realidad es que nadie puede vivir por encima de sus posibilidades. Y si bien los EEUU pueden soportar altas tasas de creación de dinero, por que son una sociedad muy dinámica, muy libre en cuanto a la creación de empresas, a la innovación y con un mercado laboral bastante poco regulado, con presión fiscal comparativamente baja con la europea, aquí, salvo que imitemos ese modelo, la realidad nos dice que muchos países simplemente no podrán vivir de imprimir papelitos, de generar dinero, de generar inflación. Al final, el tinglado se hunde. Y sobre todo cuando hay muchos países que están aportando a la economía mundial mucho más que el nuestro. Que sus economías son muchos más dinámicas y que llegarán un momento en el que se producirá un alto grado de nivel de consumo que les permita mantener su economía sin tanta dependencia de las exportaciones. NO te quepa duda que en el momento en el que China y la India tengan una clase media suficiente empezarán a mandar mucho mas en el concierto mundial de lo que están haciendo ahora. Y después... Europa o se transforma o muere.

Europa... menos Alemania. En Alemania sí se hicieron en su momento las reformas pertinentes no sólo para tratar de garantizar un cierto nivel de EdB, sino para generar riqueza. Y lo hizo un gobierno socialdemócrata, Shroeder y una coalición, impensable en España viendo el desastre que ha generado en el PSOE el Sr. Zapatero radicalizándolo hasta confundirse con IU, con la derecha tradicional de la Sra. Merkel.

Reformas que elevó la edad de jubilación a los 67 años, que eliminó las subvenciones a los sindicatos, que presentó la posibilidad de los minijobs que tiene la virtud de dar la oportunidad de trabajar por un precio igual al que cobrarían en el paro pero que a logra aligerar las arcas nacionales de pagar esa prestación y a cambio generar riqueza.... Reformas en la estructura del Estado redefiniendo las labores de los Landers limitando su influencia en el Presupuesto Estatal....

Reformas que hay que hacer y que desde la izquierda radical.... es decir el actual PSOE... ni tan siquiera se consideran.

Más allá de ideologías... el problema del EdB.... es que hay que pagarlo.


Y al igual que muchas familias creyeron que eran ricas y apostaron por endeudarse por encima de sus posibilidades y están al borde del embargo... ahora estamos pagando los excesos cometidos por el Estado endeudándose por encima de nuestra capacidad de pago...

David dijo...

Hombre, viendo la trayectoria en el gobierno de Mitterrand, con Jispin, hace pensar que Hollande no es un radical. Radical fue Mittrand en sus primeros años, nacionalizando a diestro y siniestro. No veo a Hollande nacionalizando como lo hizo la esfinge. He seguido al personaje un poco y ya te digo que no lo veo. Aunque no te nido que puede haber un por un deseo personal que sea así.
El EdB es caro, pero la pregunta es si queremos vivir como personas o como asiáticos. Evidentemente los asiáticos son mas productivos, porque trabajan en condiciones de semi esclavitud y hasta en eso están perdiendo la batalla, puré en China ya no es rentable producir mucho y los chinos están deslocalizando a Mozambique!!, ¿Por que será? Pues porque ya piden mejores salarios los chinos y mejoras laborales. Vaya! Es increíble que la gente quiera vivir mejor!!, ¿Como se atreven?

David dijo...

Y llamar al PSOE izquierda radical es del todo punto falaz, hay payasos como Oreja los hay en PP., pero llamar radical al PSOE....es caer en la peor propaganda de la razón o la gaceta. Unos revolucionarios Ramón Jauregui, Manuel Marín, Solana o Almunia.

bastiat dijo...

David, Tu vea a Rubalcaba negociando con el PP una reforma como la que negociaron Shroeder y Merkel???? ¿Ves a la nacionalista Carme Cachón? ¿O es a esos a los que encuadras dentro de los “payasos”??

Lo cierto es que no se han hecho primarias dentro del PSOE y no sabemos cómo estaría la cosa. En el PP, tampoco, pero es que ninguno de los dos es mi partido. No lo olvides.

Pero el asunto, al fin y al cabo, no es si Hollande será o no será radical. La situación no está para bromas, sino si el propio concepto del EdB y su sostenibilidad es posible.

Hablar de las condiciones de semiesclavitud puede quedar muy bien, sobre todo porque algo de ello hay ya que en China están prohibidos tanto los partidos políticos como los sindicatos libres de trabajadores, aunque a mas de un dirigente progresista no le hace ascos a estrechar la mano a sus dirigentes, pero no puedes olvidar que muchos de los que trabajan por un plato de puré en sus tierras de origen no tenían ni ese plato de puré. Cosas del socialismo real. Y lo cierto es que el nivel de vida, a pesar de esas condiciones políticas está subiendo y mucho en China. Hasta el punto de que hay una cada día mayor parte de la población que cuando quieren diferenciarse de los demás demandan productos o americanos o europeos.... Eso solo puede ocurrir si sube el nivel de vida. Y si, lo que hay son grandes diferencias de ingreso en el propio país. Como en la India, pero es que la riqueza tiene esas cosas, no es fácil generarla y mucho menos si lo poco que se genera se empeñan en.... repartirla.

Y me alegro de que en Mozambique se estén implantando nuevas empresas porque mientras que no haya soldados que lleven a los trabajadores a punta de pistola a las fábricas eso no será esclavitud. Si van voluntariamente será porque ganan más que yendo a otros sitios.

Hay un caso en China, ya de unos pocos años, que existía una ciudad-fábrica amurallada. Vaya.. ¡mira el ejemplo perfecto....... !!!! No, David. No era para que no escaparan los trabajadores sino para que no intentaran entrar aún más. No sólo eso, sino que se les hacía rotar para dar oportunidad a mas gente a trabajar y formarse.... Curioso.. ¿Verdad?

¿Te parece mal que el mundo subdesarrollado salga de esa situación? ¿Impedirías tu a esos países que comerciaran con rostros para así proteger a tus ciudadanos?

David dijo...

Tampoco es mi partido el PSOE. Pero no veo tal radicalismo. Para ser una dictadura de partido China esta en la boca de muchos liberales. Y los liberales pasan el progreso del tercer mundo por ser primero mano de obra esclava como paso indispensable. Olvídate, no se abren nuevas empresas en mozambique, son las de siempre que se van de China porque allí ya no es tan barato producir. Hay muchas clases de esclavitud, al menos en esta ya no pagan a soldados

bastiat dijo...

Lógico David. De hecho, a los liberales lo de la democracia es sólo por aquello de poder cambiar de dictador cada cierto tiempo. Si la democracia sirve para imponer a todos las normas de una mayoría, la verdad es que en sí nos interesa poco.

Pero lo que si es importante para el liberal en cuanto a lo económica es en la creación de riqueza y en el cómo con una cierta libertad de mercado y con un cierto grado de garantía de los derechos de propiedad se generan altas tasas de crecimiento a poco que, como digo, haya un mínimo de seguridad jurídica. En Singapur ( no me dejan poner un enlace pero te invito a que visites el Instituto Juan de Mariana para leer un artículo sobre ello), sin ir mas lejos, las libertades políticas son escasas y, sin embargo siguen creciendo no sólo económicamente sino que necesitan cada día mas y mas tierras.

Pero... por cierto, ¿Podrías informarme de qué empresas deslocalizadas de Europa y los EEUU están saliendo de China para irse a Mozambique? ¿Y si el efecto de haber localizado en China esas empresas ha permitido a ese enorme país salir de la miseria socialista.... qué problema hay que ahora ayuden a que lo haga Mozambique?

David dijo...

Podrías bautizar a ese programa esclavitud por desarrollo. A político prque no nos interesa ni la democracia ni los derechos humanos

bastiat dijo...

¿Que dónde está la esclavitud?

¿Ofrecer a los ciudadanos de un país la posibilidad de desarrollarse económicamente..... es esclavitud????

Si ante no tenían qué comer y lo mas que podía hacer si querían mejorar su calidad de vida era irse al Estrecho, las mujeres pagando con su cuerpo, para arriesgarse a encontrar la otra orilla y llegar a vivir en nuestra sociedad como ilegal legalizado por gobiernos paternalistas.....

¡¿Que dónde está la esclavitud?!

bastiat dijo...

Y si que nos interesa la democracia, pero no una democracia en la que la mayoría imponga a la minoría límites insoportables en su derecho a la libertad y a la propiedad privada. Donde no se obligue a los niños a acudir a centros públicos de adoctrinamientos como fue el intento por parte de Zapatero de imponer la moral socialista a través de la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Donde la gente viva de su esfuerzo y no a costa de los demás.....

David dijo...

Esclavitud es pagar menos de un dólar al día por 18 horas de trabajo sin protección que muy probablemente te cueste la vida. Unía mínimos ya sabes, el dichoso derecho a la vida y la dignidad humana.

David dijo...

Bueno y lo de educación para la ciudadanía hablas por la prensa de extrema derecha porque yo la he impartido, he tenido libros de texto en mis manos y es constitución, estado de derecho, derechos humanos y no tuve ningún problema. Eso depende del profesor, como casi todo. Es mas peligroso la historia d 2 bach que educación para la ciudadanía.

Anónimo dijo...

No... Esclavitud es obligarte a aceptar a la fuerza unas condiciones de trabajo, eliminando tu libertad y tu derecho a elegir. A la fuerza no de los hechos sino de la violencia física de las personas contra las personas. Eso sí es esclavitud.

La cuestión en la que no quieres entrar es en tratar de explicar cómo podrían sobrevivir entonces aquellos que tu consideras que cobran un dólar al día, actualiza tus datos porque los trabajadores de esas empresas, salvo las esclavistas, que sí, que si que las hay, normalmente ganan mucho mas, por eso tienen tanta oferta de trabajadores, si no tuvieran esa posibilidad de trabajar en esas empresas. Parece que esa realidad de esos países no te interesa.

A parte de ello, si algo defendemos los liberales es el derecho a la vida y la dignidad de la persona. Pero no pensamos que podamos ir imponiendo por esos países ni nuestras costumbres, ni nuestras leyes ni somos quienes para intervenir militarmente en contra de los gobiernos de esos países salvo que la represión contra su gente pudiera aconsejar que así fuera, por ejemplo Libia, a ver cuando pasa en Siria.

Y yo he tenido libros en mis manos y he encontrado alusiones colectivismo más rancio y alabanzas al estado benefactor de carácter socialdemócrata..... Supongo que ambos tenemos visiones sesgadas en el asunto. Lo cual nos debería de indicar que imponer una moral desde el poder no puede ser bueno. Siempre habrá quien piense que le están imponiendo sus ideas y puede ser, de hecho lo es, muy peligroso para la democracia.

David dijo...

Gracias por tus comentarios. Espero que al menos te haya gustado el blog. Por favor comenta cuando quieras que la discusión siempre es bien recibida

bastiat dijo...

Pues David, esclavitud no es pagar un dólar al día, sino obligar a alguien por coaccionándolo a trabajar en esas condiciones. La esclavitud es la imposición de alguien sobre alguien.

Podemos, si quieres hacer la concesión de que es la extrema pobreza lo que les lleva a muchos a aceptar esas condicionéis de trabajo que nosotros rechazaríamos de plano. La cuestión es que esas condiciones de trabajo son muy superiores a lo que ellos tienen si no las aceptan. Y si que hacemos lo demás alguna presión en el momento en el que se piden investigaciones para averiguar en que condiciones se fabrican los productos que nos llegan a las tiendas, sobre todo las de éxito. Pero no olvides una cosa, todos podemos elegir entre pagar más o pagar menos. En el momento en el que sabiendo que los precios que obtenemos por aquello que compramos está muy por debajo de lo que sería normal estamos, de hecho, apoyando ese tipo de producción “esclavista” por seguir con tu forma de decirlo.

Y no te quepa duda, en el momento en el que satisfacemos nuestras necesidades, desde juguetes de dudosa calidad hasta calzoncillos a 3 por 5€, estamos eligiendo ahorrar, gastar menos, y dando trabajo a aquellos que de otra manera no tendrían nada.

David dijo...

Creo que estas justificando lo injustificable, que son las relaciones comerciales claramente desiguales. Pero como dices todos estamos en ese barco. Yo por mi parte intento no entrar en calzoncillos a 5€, aunque quien más o quien menos caemos en esa dinámica.

Pammoca dijo...

David, me ha parecido un artículo muy entretenido y con el que he aprendido muchísimo. Además me fascina esa forma de redactar tan expresiva y literaria de la que haces gala. Me ha encantado. Felicidades! Pamela

David dijo...

Escribo de vez en cuando, antes escribía mas y peor la verdad, a toda prisa. Pero no hay por que correr. Desde las elecciones británicas de 2010 me preparo mejor los artículos porque creo que es mejor hacer a,go mas elaborado aunque publiques menos.
Gracias Pamela.